TR
Empiezo por cualquier lado, me descuido
Acá estoy yo, en frente a todo esto que no entiendo
Arranco, se viene la primera. ¡!

- actúo por lo que siento, hasta que se agota

Este es mi contexto, mi primera aproximación:
Tres cigarrillos (número mágico)
Pan, azúcar y chocolate
llevo 7hs despierta y eso fue lo único que hice
- ella se guía por las leyes principiales del universo
I. CLICK AQUÍ
ánsito
si
ti
o
Site
II IMAGINARIO
Y
REALIDAD
INSOMNIO Y SOLEDAD // LO ABSURDO QUE ES TODO, EL DESDOBLAMIENTO DEL MUNDO // LO MÁGICO // EL AMOR ESTÁ PRESENTE EN TODO
pdf
pdf
Mails no enviados
traducciones
------------------------
sobrevivir en la semana
Las palabras en Internet son más volátiles-ligeras, es muy difícil tratar de escribir algo no lineal y express. Cuesta adentrarse, demorarse un rato y dar a cada palabra un lapso de tiempo dedicado, una particularidad, como un lunar o el gesto de una mano.
Tecleo con golpes fuertes como si deseara revivir algo del ritual de la máquina de escribir.
La palabra escrita en máquina (acá es donde computadora y máquina de escribir se igualan en la exacta misma categoría y línea temporal) es percutida, a la imagen le falta eso. Es más llana, su textura es falsa. Como la textura que emana esta palabra cuando se vuelve imagen en tu pantalla. Acá soy ritmo, acá es movimiento..
Cuando escribo en mi cuaderno en realidad dibujo, apenas si despego la lapicera y aunque no escribo en cursiva voy uniendo cada una de las letras con pequeños diseños.
Me vuelvo cursi y romántica:




Escribir es siempre una acto del pasado.
Todo sucede antes de tipear.
Un intento de incorporar el mundo material, devorarlo, tragarlo, salivarlo, cojerlo, metermelo adentro.
Hacer que la realidad aparezca.
separar.
Respiro.
El celular me muestra tres veces tu mensaje.
Me enojo.
Digo en voz alta: Ya lo ví. Hábito de vivir sola, mecanismos de autocomunicación.
En la cama de dos plazas mi compañía son este cuaderno, el celular, el libro y los lentes.
Hay varios temas de los cuales hablar.
Respiro.
Espero de él una respuesta de amor, de compañía. La espero con tanta ansiedad que aunque la mande enseguida ya va a ser tarde. Virtualidad y distancia.
Poner la energía de a montón en un lugar que termina en el tacho de basura. Papelera de reciclaje y spam. Ese es nuestro vínculo.
Desbloquear, sin mensajes.
Estoy tratando de desmenuzar algo que no sé que es.
Querés ser atropellado, por quién me voy a dejar atropellar?
No sos confiable, yo me obsesiono.
Respirar. Bajar a mi, a la habitación, a la cama de dos plazas con el cuaderno.
Elijo ficcionarte un poco, te invento. Lo material me asusta.
Cuando la euforia pasa quedo en mi habitación. Caigo a cuenta de mi habitación. Te mando un mensaje, soy una poeta moderna ¿Querés que lo sea?. Me dedico a usar mi poesía para un mensaje de facebook:
Me comí una milanesa a la napolitana con papas fritas y una tortilla de papas con fernet; ojo, sin jamón.
Entretanto, mientras escribo esto, miro a ver si hay otra respuesta, por otro lado. Por qué vuelvo a vos? Qué clase de puerto seguro sos?. Es tan fácil flashear.
Estoy angustiada y un poco alegre, tomada, borracha, escabio.
mientras tanto pienso:
Venís a casa?

No reparé ni un segundo en la ventana, la ciudad haciéndose conurbano, el conurbano campo.
Impaciente.
Por qué todo lo omito?
Todas las condiciones están dadas, yo las propicié, y aún así creo estar escapando.
Me propongo pensar en las cosas, ordenar mi llegada.
Prenden el televisor que se encuentra a tres asientos míos, la película me absorbe. Una vez más perdí la noción de que viajaba. Me siento confiada, quizá hasta cómoda.
El micro se detiene en las exactas mismas paradas que hace dos años, los lugares de paso tan señalados se vuelven impolutos. Están derruidos, pero mantienen la destrucción siempre en el mismo nivel. Detenidos, eternos.
En General Güemes hay cinco perros flacos de distinto pelaje alineados de forma dispar a la vera de la ruta, varados, carcomidos.


Se establece una brecha entre mi mirada y los objetos, esa brecha distancia, muestra lo irreparable. Lo mismo pasa con la gente, y la brecha produce algo mucho peor: no produce nada.
Proceso de permanencia, párpados caídos, distancia con los objetos.
La cama, la sábana; superficies de contacto lejana.
Otro orden de cosas.
Hoy te leí y me sonreí. Poco después de que me mandaras un mensaje me detuve en unos textos tuyos. Ese halo del que hablas. Encontrarte en la parada de colectivo de otro país, apurada, en plena intimidad. Hace cuánto que no hablábamos?, tres meses?
Tu mensajito me pareció de lo más natural, hay algo en las palabras que aprendimos a usar. Ganamos algo, la especificidad de la acción, del uso. Sólo sirve para eso, nada más.



Te miro despacio, de lleno. Nos vimos sólo una vez te diste cuenta?, desencadenamos textos.





No se nos ocurrió cenar, simplemente nos vimos envueltos en una cena. Vos destapando el vino, yo esperando a ver qué decidís para ayudarte a cortar unas verduras o preparar algo.
Me siento en la silla de la cocina, pegadita a la pared en el pasillo. Vos haces algo en el horno.

Al final todos somos seres extraños, solos. Y la intimidad tampoco es tan particular, tan exclusiva.
Estoy pensando esas cosas cuando te me sentás encima. Me tomas por completo de sorpresa. Un cuerpo, a veces me olvido de que tenes cuerpo.

Te abrazo de verdad, con las ganas que me dan en ese momento. Seguimos envueltos en la cena. Podemos volver cuando queramos a ese modo, nos salva.






No entiendo muy bien a que voy con esto. Pero. Disfruto de la cena, del vino, del viento, de que no sea verano pero que todavía haga calor.

Dormir juntos sería un montón, no podríamos desayunar. Deberíamos arrancar demasiado temprano para evitar ese momento. Para no pensar ni en un mate ni un café. Para poder deslizarnos de vuelta a nuestro mundo.
Nos comemos a besos en la terraza, nos invade la dulzura, pero ahora ya sabemos manejarnos mejor. Y sabemos que el deseo es dulzura, y que acompañarse a la puerta también.




En general entre nosotros siempre hay una segunda parte. Vernos de vuelta después de un mes ya me parece un motón. la última vez pasaron tres meses, te acordás? Vayamos de a poco, creo que mi claridad se está extendiendo demasiado.



























Capaz es mejor que nos encontremos otro día. El mundo se aquietó y estoy más tranquila. No tengo necesidad de verte, las cosas funcionan.


La amenaza es una luz que titila
tu mensaje convertido en señal lumínica

La furia
todo lo condescendiente que se puede ser
el estallido
a un kilómetro fulgura la luz de un velador

estamos solos
Lo mágico es muy distinto a esta realidad, conseguir una casa,pagar el alquiler.
Hastío, monotonía y magia. Puedo vivir sin magía?
Me desnudas rápido, como si fuera cotidiano y eso me encanta. Debe ser la tercera vez que cojemos, pero me gusta que lo tomes como un habito. No sos amoroso, me das vuelta en la cama, me cojes con fuerza, te acabo. Algo que entra y sale, un agujero y un palo. Que absurdo y raro es todo.
En realidad no quiero escribir, estoy distraída, te quiero ver quiero estar horas en la cama sentirte adentro mio que me toques quiero estar desnuda quema que me abraces refregarme contra vos. y s|
entrenar la potencia hacia una dirección ficticia.
Soy una puta que sabe amar y eso me hace todavía más puta. Y a vos lo que te pasa es que en vez de excitarte te da miedo. Porque para vos todo es mucho y la belleza te duele horrores, te lastima. Te manejas con métodos, que son tus herramientas para no tocar la materia directamente. Yo me presento, no te escribo ninguna poesía.
SOBRE COMO TOMAR DECISIONES
IMPORTANTES
TEXTOS (click aquí)
- Los dos sabemos que no estás en casa
- si, vos tampoco
- si, es verdad
- es verdad
- En qué estaba?
- ah si, encontrémonos en la semana. Te parece?
ya a esta altura no se habla de nada.
ya está, rompimos la barrera.
- Soñé que me decías que estabas cansado de salvarme. No sé porque, rarísimo.
Capaz es porque ahora siento que yo me estoy salvando a mi misma.
Te conté de cuando casi me ahogo? No, ya sé, no te había contado. Bueno.
Pero en definitiva entendés.
- si, no sé. en definitiva todo es un poco así, no?
cuando me deslizo en ese pensamiento las cosas se dan vuelta.
- te acordás cuando vos decías que te ibas a juntar con Dani a tomar mates y yo con Rodri para vernos
- si! por que hacíamos eso?
- nos costábamos mucho
- uf! a mi me costábamos un montón
- qué pensabas en esa época?
- yo imaginaba que nos íbamos a vivir lejos
- ja, yo que teníamos muchas plantas
- no está bueno que no duermas
- tampoco está bueno que vos aparezcas así en casa
- lo sé
- podés parar un poco con eso. sos un poco intensa, es más simple a veces
- y vos cómo haces con eso?
- qué querés?
- no sé, a veces me confundo. vos, me querés?
- si
- y qué es lo queres?
- no sé.
- yo también te quiero
- siempre estamos un poco trabados, no?
- si. (sonrío). igual hay algo que me encanta, o no sé, algo que me es familiar, sos como un casa, algo así.
- supongo que si. Me gustas
- si, a mi también

no da sentido no completa no justifica no arregla no calma no mejora no es único
es prescindible
Más ( click acá )
Esta mañana me desperté, hice eso como primera instancia, me desperté. Abrí los ojos decididamente, no tuve necesidad de apagar el despertador porque todavía no había sonado.

Me destapé y fui al baño, confundida, con la responsabilidad del acto.
Ella seguía durmiendo, parecía no haberse dado cuenta y tampoco parecía tener intención de levantarse pronto. Esto pinta bien, puedo sacar provecho.
Me pegué un baño para ordenarme, ordenar el cuerpo. En la mañana entra una luz hermosa y prefiero disfrutarla en silencio.
Desayunar, acción de cocinar, acción de comer. Empezar por lo fácil.
OK. Resuelto.
Sobre la mesa el cuaderno con la lista de cosas, podría resolverlas todas en un día, día y medio a lo sumo. Pagar las cuentas, ir al banco, tramitar, resolver de una vez. Hay cosas anotadas hace más de medio año y todo se resolvería en un día. No tengo apuro por hacer nada de eso.

engañarte cuando estoy de humor para eso.
Dentro de dos horas te vas a despertar con el tiempo justo para bañarte y salir al trabajo. Eso me deja el resto del día para mi. ¿Qué haría con el resto del día para mi; o, mejor dicho, que más pienso no hacer con el resto del día para mi?
Me gusta esa capacidad que tenes para aparecerte en mi cama, sin ser llamada y tan bien recibida. Encontraste el punto justo de la desaparición de los magos. Sabes llevar el show adelante. Te desnudaría antes de llegar inclusive al hall, pero lo hago durar hasta la cocina. Asentis, te resistís con dulzura.

Mientras intentaba ponerme con mi plan me puse a stalkear a tu ex. Todavía no sé porque hago eso, es casi una rutina contra mi actividad: stalkear a tu ex y algunos míos. No hay emoción que se me mueva al verlos, es casi una curiosidad obligada de la época: tener que establecer relaciones de stalkeo.

En la habitación está la enredadera que no colgué y debería haber colgado hace un montón, entonces no sólo está la enredadera sino también el pasado de esa enredadera, la acción que no ejecuté. Y vos durmiendo en frente.
Me gusta tenerte como punto de referencia, la prueba de que existe en mi ese nexo con el afuera. Es lo único que necesito de vos. Esta parsimonia que te agrada en mi no me es característica, es el estado de las cosas o la implicancia que vos tenés en ellas .
Antes tenía un método para escribir, pero ahora todo está muy desordenado.
Voy hacer de cada cosa una acción directa.
Qué te motiva
, me preguntaste anoche, preguntas oportunas las tuyas. Por suerte estabas cansada y te dormiste rápido. Sé
Voy a inventarme un acontecimiento mágico pero realista. Te voy a situar.
Te voy a dejar el plan detallado.
III By side

Y TAMBIÉN
Las palabras en internet son más volátiles-ligeras, es muy difícil tratar de escribir algo no lineal y express. Cuesta adentrarse, demorarse un rato y dar a cada palabra un lapso de tiempo dedicado, una particularidad, como un lunar o el gesto de una mano.
Tecleo con golpes fuertes como si deseara revivir algo del ritual de la máquina de escribir.
La palabra escrita en máquina (acá es donde computadora y máquina de escribir se igualan en la exacta misma categoría y línea temporal) es percutida, a la imagen le falta eso. Es más llana, su textura es falsa. Como la textura que emana esta palabra cuando se vuelve imagen en tu pantalla. Acá soy ritmo, acá es movimiento...
Cuando escribo en mi cuaderno en realidad dibujo, apenas si despego la lapicera y aunque no escribo en cursiva voy uniendo cada una de las letras con pequeños diseños.
Me vuelvo cursi y romántica:
Hace un día que estoy caminando, despegando la planta del pie de distintas superficies. Estoy vagando hace rato, recorriendo, los barrios se suceden y yo también; voy sucediendo a medida que camino. De repente el abandono se transformó en la mejor construcción de sentido. Estoy volviendo a un lugar lejano, a una espesura que solo me pertenece a mi.
Estuvimos machacando pastillas como locos, mordiéndonos la lengua. Tan lejos del desierto. Nos acercamos demasiado a la felicidad. Podemos volver a nosotros como si volviéramos a casa, podemos seguir siempre esa ruta.
Puedo seguir caminando un año más.
Tanta posibilidad me abruma, camino y mis pensamientos se trasladan también.
Hace un tiempo pasé por un café, había un grupo de chicos con los pilotos todavía puestos y los cascos de las motos sobre las sillas sobrantes. Me senté en una mesa del fondo y me dediqué a escucharlos.
Pensé que había sido siempre así desde el comienzo de los tiempos, una bebida caliente, un grupo y una protección para la lluvia. Esta vez no enfurecí ni me deje arrastrar por ellos, terminé mi café y pedí otro, ellos se fueron al cabo de una hora, quizá un poco más. Las tazas amontonadas, las cucharas algunas sobre el plato y otras en la mesa, un sobre de azúcar abierto tirado en el suelo. Otro pequeño derrumbe en el mundo.
Después del subidón no hay quien te baje, eso lo sé muy bien. Mantenerse un poco más cerca a la tierra, estos mundos paralelos en los que vivimos nos están destrozando lentamente.
Pago la cuenta, la camarera es amable, me sonríe, parece que quisiera acercarse. La belleza a veces juega en contra, las dos lo sabemos muy bien.

cordialidad que por asombro; estaba esperando algo así, entonces lo único que hace es abrir un poco por demás los ojos.
Le sonrío para calmarla, para no exigirle más. Me despido, le agradezco su afabilidad. Ella se acomoda el pelo y me dedica otra sonrisa.

Vuelvo a la calle.
Me encontré con los escombros de la fiesta, los últimos saliendo del lugar.


Esto es un exceso de conurbano, pienso, y sigo en el primer anillo de la capital , lo más próxima a su centro. Arriesgarse a veces es no querer entrar en riesgo, mantenerse en
el borde. Saber suspenderse . .

tomarse dos botellas de vino. coger disfrutando a pleno, con todos los sentidos, sintiendo todo. no dormir. baja de presión y no poder trabajar. quedarse inconsciente en una siesta de 4hs. levantarse e irse a una fiesta, fumar, dormitar en cuchara con un montón de gays histéricos a los que podría cogerme. tener epifanías y olvidarlas:
Una fuga, una certeza chica de algo viejo y almidonado.
No nos pertenecemos porque nada se pertenece.
Así nos encontramos, es la situación.
Estoy en cualquier lugar de esta situación,
perdiendo el tiempo de manera gratuita y sola
Cuándo pienso moverme? Qué desapego voy a realizar?
Qué vamos a abandonar esta vez? Caigo sobre mi misma.
(material descargable)
Cuanta belleza estás dispuesta soportar?
Le pregunto tras dejarle la propina bajo la taza de café frío a medio terminar. Tiene un pequeño sobresalto, más por
Volvemos a la calle.
RESUMEN
(CLICK AQUÍ)
Formas de no dormir:

insomnio
éxtasis
continuidad
Un chico en bicicleta se detiene frente a una viejita que cruza por la mitad de la calle muy lenta, tan lenta y ensimismada que parece un acto performático. Lo sostiene hasta el final y ni se percata de nosotros. Él la mira, yo los veo a los dos. No puedo evitar sonreír, le sonrío al chico que me mira, sonríe y recién después se azora de que le dedique mi sonrisa a él, que le compartí algo y se dejó atravesar por eso.


Soy una puta que sabe amar y eso me hace todavía más puta. Y a vos lo que te pasa es que en vez de excitarte te da miedo. Porque para vos todo es mucho y la belleza te duele horrores, te lastima. Te manejas con métodos, que son tus herramientas para no tocar la materia directamente. Yo me presento, no te escribo ninguna poesía.
- El chico del que me enamoré en la primaria se acaba de recibir de la marina
. Le dice una chica a otra.
VOLVER ARRIBA
CONTACTO
CONTACTO
Hace tres días que no duermo en mi casa.
Hace tres días que casí no duermo.
Qué estoy yendo a hacer?
Qué pretendo con meterte en mi cotidiano? Cualquiera, y eso que sos hermosa.
Te estoy usando de excusa.
Justificando mi desapego.
Obligándome a cortar con las continuidades.
Me gustaría estar enamorada de vos, pero las dos sabemos que es mentira. Jugamos limpio.
Me duelen la cabeza y los hombros.
Mañana tengo un día largo y aún así voy a estar despierta. Y quizás tampoco vuelva a casa.
La última vez pasó una semana, el silencio mantenido, la pieza ordenada, las sábanas lisas. Después, el colapso.
Mi cabeza tiene una idea gigante, esta buenísima
mi cuerpo se desintegra y no llega a completar nada
mis manos se derriten antes de llegar a teclear.
Me quiero escapar, sentir algo:
hacer-fui a armarme un pucho-me una paja, fumarme un cigarro, comer algo, ingerir, tocarme, sentir.
Me gustaría estar acompañada
escribir es soledad
escribir en sociedad no me gusta.
Mis palabras son mías, son enredadas, no me salen, pero están acá, son mías.

Todo lugar donde estuve lo hice mío, lo ingeri
cada persona con la que estuve la hice mía, la ingeri
necesito ingerir, lo mío lo vomito.
Toda autobiografía es inventada,
cuanto mas inventas, cuando más ficcionas
más verdades se escapan.
La verdad es imaginaria.
- - - - - - - - - - - - - - - . - .- . ---- . - .--- . . . .. - - -. - . - . -.-.-------....-----
- - - - - - - - - - - - - - - - - - - - -